Publicado el Deja un comentario

Asistencia del Estado

Tres libros cerrados apilados y de fondo una agenda abierta con una lapicera arriba

El 13 de diciembre de 2006 la Asamblea General de las Naciones Unidas creó la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

En ella hay medidas que los estados deben utilizar para asegurar que las personas con discapacidad tengan los mismos derechos que el resto de la población. Además, prohíbe la discriminación.  

Uruguay forma parte de esta Convención. Esto significa que el país se compromete a: 

  • Proteger los derechos de las personas con discapacidad por medio de leyes y normas. 
  • Consultar a las personas con discapacidad y organizaciones relacionadas con el tema cuando se formen leyes que los afecten. 
  • Asegurar el cumplimiento de leyes y normas relacionadas con las personas con discapacidad. 
  • Proporcionar asistencia, servicios de apoyo e información comprensible para todos. 
  • Utilizar nuevas tecnologías.

En nuestro país existe la Ley número 18.651 que protege a:

  • Las personas con discapacidad. 
  • Los acompañantes de las personas con discapacidad.
  • Instituciones que promuevan el desarrollo de las personas con discapacidad. 

Además, en esta ley se explica que el Estado uruguayo brinda asistencia en las áreas:

  • Médica, psicológica y social.
  • Rehabilitación integral.
  • Programas de seguridad social.
  • Programas de educación en la diversidad.
  • Formación laboral o profesional.
  • Ayudas económicas para facilitar su actividad física, laboral e intelectual.
  • Transporte público.
  • Formar personal especializado. 
  • Incentivar instituciones que les otorguen puestos de trabajo.
  • Adaptar edificios y espacios públicos.
  • Incorporar los avances tecnológicos que existen.

¿Las personas con discapacidad reciben apoyo económico del Estado?
Sí, entre otros beneficios el Banco de Previsión Social les paga: 

  • Según la cantidad de hijos y los ingresos de la familia la persona con discapacidad podrá acceder a un monto económico de por vida o hasta que reciba otro pago del Banco de Previsión Social. Los niños menores a 18 años deben solicitar el certificado de la Comisión Honoraria del Patronato del Psicópata para recibir el pago. 
  • La pensión por invalidez aplica a personas uruguayas de cualquier discapacidad severa o personas con discapacidad en situación de vulnerabilidad. Quienes vivan a no más de 5 kilómetros de la frontera con Argentina y Brasil podrán solicitarla también.

Si la persona tiene discapacidad severa el cobro no se ve afectado por el precio de la casa en la que viven, sin importar si es de su propiedad o de sus familiares. No se controlan los objetos dentro de su casa ni los ingresos. 

El resto de las personas con discapacidad que quieran recibir la pensión deben comprobar su vulnerabilidad. Esto implica:

  • Presentar ingresos personales: Puede solicitarse siempre que la persona tenga hasta 3 pensiones. Si tiene otros ingresos o jubilación deben ser menores al dinero otorgado por la pensión de invalidez. 
  • Presentar ingresos de familiares como pareja, hijos, hermanos o padres: La situación cambia según el sueldo que perciba cada uno. 

Ahora si son pareja, hijo, hermano casado sin hijos o padres solteros de la persona con discapacidad tiene como tope alrededor de 17.500 pesos. 

Mientras tanto, si un hijo, hermano o padre está casado y tiene hijos con discapacidad a cargo tiene como límite 17.500 pesos pero se le sumarán 2.400 pesos por cada hijo con discapacidad. 

Un hijo o hermano soltero debe tener un sueldo menor a 11.600 pesos. 

Es importante saber que: 

  • Si no se busca la pensión por tres meses seguidos se tiene que volver a hacer el trámite para seguirla recibiendo. 
  • En caso de ir a la cárcel se vuelve a obtener la pensión solo cuando la persona con discapacidad esté libre de nuevo.
  • Cuando la persona con discapacidad está internada en un centro de salud tiene que presentar un papel que pruebe que está allí. 
  • Si la persona con discapacidad desea salir del país debe avisar y explicar la ausencia. 
  • Las familias con vulnerabilidad económica que tengan a cargo niños con discapacidad pero ya reciban pensión por invalidez podrán unirse al Plan de Equidad hasta que estos niños cumplan los 18 años. Recibirán alrededor de 3.000 pesos. 

Si el adolescente con discapacidad solicita unirse al Plan de Equidad antes de los 18 años y no posee pensión por invalidez puede acceder a un monto económico de por vida o hasta que reciba otro pago del Banco de Previsión Social. Esto se cumple solo si el mayor de 18 años con discapacidad se realiza un control médico cada 3 años.

Deja una respuesta